Ayudan a la visión
Los arándanos contienen mucha vitamina A, lo que ayuda a mejorar la visión nocturna. 
De hecho, en la Segunda Guerra Mundial, los militares decían que cuando comían mermelada de dicho fruto, su visión nocturna mejoraba considerablemente.
Evitan las caries
Protegen a los dientes de las bacterias, evitando que se cree la placa dental. 
Para evitar las caries, los arándanos deben se deben con sumir frescos o en zumos,  evitando los que están deshidratados ya que poseen mucha azúcar.
Son bajos en hidratos de carbono
Algo que está delicioso y ¡No engorda!. 
Comer 142 gramos al día sólo nos proporciona 100 calorías. De ahí que incluir los arándanos junto a otras frutas en las dietas sea una opción bastante saludable y recomendable.
Contienen mucha vitamina C
La vitamina C es muy importante para nuestro organismo. 
Ayuda a potenciar el sistema inmunológico, es decir, eleva nuestras defensas para evitar desde las gripes hasta el cáncer.
Son diuréticos
Ayudan a desinfectar las vías urinarias y eliminar líquidos del organismo. 
Si es frecuente padecer infecciones urinarias es muy recomendable consumir este fruto en forma de zumos, ya que evita que las bacterias que ocasionan las enfermedades en las vías urinarias se multipliquen.
Mejoran la sangre
Mantienen la sangre en buen estado y circulando por el organismo. 
Una de las propiedades del arándano es que nos ayuda a mantener sano el corazón y con ello nos protege del riesgo cardiovascular. Cuenta con vitamina P que es la que da elasticidad a los vasos sanguíneos.
Aptos para diabéticos
Crean una sustancia parecida a la insulina. 
Para las personas que padecen de esta enfermedad es recomendable que consuman este fruto recién cosechado y de forma moderada. Otra de las formas en las que pueden consumir el arándano es tomar infusión de las hojas del frutoA
Cicatrizantes
No solo ayudan a la parte interna, sino también a la parte externa de nuestro cuerpo. 
Para eliminar las cicatrices producidas por caídas o el acné podemos hervir un puñado de este fruto en agua, y cuando enfríe pasar por la zona afectada dos veces al día, calmará las rojeces y además ayudarán a la cicatrización. 
Elimina cólicos
El arándano es anti-inflamatorio, ayuda a aliviar el dolor pre-menstrual. 
Si se padece de cólicos es muy recomendable comer un poco de esta fruta porque contiene vitamina B que es la que ayuda a aliviar el dolor. Una forma de evitarlos es hacer un batido días antes de la menstruación o comerlos con yogurt.
Ayuda a los procesos digestivos
Ya se empleaba de esta forma en la medicina tradicional. 
Los arándanos poseen taninos y ácido tanino que ayudan a los procesos digestivos, también ayudan a controlar y detener la diarrea. 
Reduce el cansancio
Tomarlos como tentempié es la forma más saludable de recuperar energía. 
Es recomendable tomar un poco de jugo de esta rica fruta ya que una de las propiedades del arándano es que ayuda a la recuperación de energía por su alto contenido de potasio, calcio y hierro.
El antioxidante por excelencia
Ayuda a combatir el deterioro celular y fortalecer el colágeno. 
El arándano ha sido catalogado por El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos como un fruto con alto valor antioxidante.